miércoles, 10 de noviembre de 2010

10 claves para comprender la Sagrada Familia de Barcelona

Para comprender la Basílica Sagrada Familia de Barcelona hay que tener presente que toda la obra de Antoni Gaudí tiene un sentido alegórico y una riqueza de simbolismos tal que necesita de guía o acompañante. Él mismo arquitecto se prestó en vida muchas veces a enseñarla a personas de todo el mundo. Ofrecemos diez claves para su lectura:


1.- La Sagrada Familia exteriormente es una montaña. En efecto, sus altas torres de piedra evocan de alguna manera los peñascos de Montserrat. Este efecto todavía será más visible cuando el templo se complete y pase de las 8 torres que están edificadas en este momento, a las 18 que debe tener en el futuro: los 12 apóstoles, los 4 evangelistas, la Virgen María y el Salvador. Gaudí prefirió que se rematasen las torres de las fachadas antes que la bóveda, para evitar que el templo quedase cubierto pero inacabado.

2.-Los cristianos, cuando pensamos en la Sagrada Familia espontáneamente nos imaginamos el hogar de Nazaret: Jesús, María y José. Sin embargo el genio de Gaudí fue más allá e ideó un homenaje a la nueva familia cristiana: Jesús, su Madre y sus discípulos. Es también la Jerusalén celestial.

3.-Gaudí previó también una época en que disminuirían los católicos practicantes y trasladó los retablos a la calle, es decir puso un gran número de imágenes en el exterior del templo para que fueran vistas por todos. Las esculturas de la fachada del Nacimiento son de tamaño natural, las de la Pasión más que natural y las de la Gloria serán todavía mayores.

4.-La fachada del Nacimiento es como un belén monumental. Es amable y poética. Su parte central parece de barro que se derrite por el nacimiento del Niño Dios. Se ha puesto en relación con poemas de mosén Cinto Verdaguer, el gran poeta y amigo del arquitecto. Concretamente con Jesús Infant y Canigó. El escultor japonés Etsuro Sotoo la está completando intentando “mirar donde miraba Gaudí”.

5.-La fachada de la Pasión en cambio, es dura y descarnada. Fue concebida en momentos de enfermedad del arquitecto. Literalmente quería que “diese miedo”. Sería la plasmación del Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz. El escultor Subirachs ha sabido captar este sentido trágico.

6.-En los campanarios de las fachadas hay la inscripción SANCTUS, SANCTUS, SANCTUS y en los coronamientos, HOSANA IN EXCELSIS DEO. El ingenioso Gaudí previó que hasta un agnóstico o un indiferente tuviese que levantar la mirada hacia el cielo y al intentar leer las inscripciones, musitar una plegaria.

7.-Gaudí era consciente de que allí donde ponía una piedra ya no volvería a crecer la hierba ni podrían vivir los animales. Por eso en el ábside homenajeó la flora y la fauna que se hallaban en el solar del templo.

8.-En los remates de la nave puso los frutos del Espíritu Santo, representados por grandes cestas de frutas hechas en quebradizo. Es lo que se conoce como Pascua Granada. En el costado de levante las frutas de primavera y verano. En el de poniente, las de otoño e invierno. Debajo de ellos los santos fundadores de congregaciones radicadas en Cataluña.

9.-La Sagrada Familia, interiormente es un bosque. El que entra en ella se siente subyugado por la grandiosidad de las 52 columnas que representan palmeras gigantescas. La luz entra tamizada por los ventanales blancos y coloridos y también desde la bóveda. Pero ya desde la entrada principal puede ver el Santuario donde habita la divinidad. Sólo desde el interior (desde la Fe de la Iglesia) puede comprenderse el vitral de la Resurrección.

10.- Gaudí conocía bien la liturgia porque participó en el Primer Congreso Litúrgico de Montserrat (1915) y gozó de la amistad del obispo Campins que le encargó la restauración de la Seo de Mallorca. Gracias a todo ello pensó en una ubicación del altar, en el centro del crucero, que facilitase la concelebración (en la época del arquitecto no se usaba). También busco realzar los coros porque la música tenía para él una gran importancia en las celebraciones.

En definitiva, el templo de la Sagrada Familia, además de arquitectura, es todo él poesía y símbolo.

Jaume Aymar i Ragolta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.